PRESENTACIÓN

Alicia Ruiz, intentando contagiar sonrisas, siendo alegre y espontánea y entregandose siempre en todo lo que hace, abre las puertas a su mundo de magia para descubriros todas las Maravillas de Alicia.

17 de octubre de 2012

AMBIENTES VANGUARDISTAS




Son varios los estilos que conforman los ambientes de "Vanguardia", aquí os trataré de dar las claves de todos ellos para que podáis decidir cual es el que más os define.

El pop, el minimalista, el high tech...todos ellos son muy diferentes entre sí, pero hay un punto que les une y es que en el momento en que aparecieron fueron tendencias innovadoras. Ofrecieron una visión nueva de la decoración de interiores, totalmente rompedora!! De ahí que se les denominen vanguardistas y que se les englobe en una misma categoría. 

Con el paso de los años, se han consolidado y han dejado de convertirse en innovadores, para convertirse en todo un clásico de la decoración.

Algunos de estos estilos surgieron a partir de corrientes artísticas anteriores, el caso del estilo minimalista, surgido en los 90, recuerda al minimalismo artístico por su desnudez.





Algo parecido ocurre con el estilo pop, que se inspiró en el Pop Art de los 60.

En lo que al high tech se refiere, surgió en la década de los 80 y se caracteriza por su estética tecnológica.


ESTILO MINIMALISTA


Espacios despejados, lineas bien definidas, uso del color casi monocromático y una reducción  enorme de elementos., así es a grandes rasgos, el minimalismo. Su máxima "menos es más".

El funcionalismo es, precisamente una de las bases de este estilo, por lo tanto cualquier elemento decorativo o prescindible será eliminado del ambiente.

Una de las características del minimalismo es su predilección por los materiales de calidad. Se utilizan materiales como el hormigón, el acero, los laminados o los plastificados, pero todos ellos de acabados industriales muy esmerados. 

A veces también se suele recurrir a la madera o a algún tipo de piedra. En cualquiera de los casos, el material debe tratar de conservar intacta su fuerza visual y tener cualidad neutra.





La esencia de la estética

El estilo minimalista, reduce al mínimo el mobiliario, los accesorios, los colores y las formas, para llegar a alcanzar la esencia. 

El objetivo será crear espacios simples, pero llenos de energía. En este ambiente, cada pieza que lo conforma tiene protagonismo, ya que se crean espacios abiertos donde todo queda expuesto y todo tiene su función.

La importancia del espacio

Este estilo se basa en las formas geométricas básicas y la ausencia de ornamentos. Se prima el todo sobre el objeto, de ahí la insistencia en eliminar lo superfluo, para que el gran rey sea el espacio y toda la atención se centre en él. Cuantos menos elementos, mejor será el efecto.





Espacios diáfanos

En general para este estilo son adecuados los espacios amplios, diáfanos y con mucha luz, a poder ser natural.

Por tratarse de un estilo de vanguardia, os recomiendo que lo apliquéis en edificaciones modernas, aunque como siempre he dicho a veces los contrastes pueden ser una buena opción, siempre y cuando los materiales y la distribución arquitectónica encajen en nuestro esquema minimalista.

En los ambientes minimalistas es necesario que tanto las paredes, como los suelos, techos, etc...aparezcan limpios e ininterrumpidos (es por eso que suele ser muy utilizado en la decoración de lofts).





Muebles: La importancia de las lineas rectas.

Como anteriormente he dicho, en este estilo, tan solo se utilizaran los muebles indispensables. Por tanto lo primero que haremos será estudiar que muebles serán imprescindibles a la hora de diseñar nuestro espacio. 

Desaparecen las vitrinas y los muebles expositores a la vez que todo aquello que no es estrictamente funcional, como los respaldos, reposapiés, cabezales, etc...

El mobiliario debe distinguir por su funcionalidad y su sencillez. Esto no significa que descuidemos su aspecto estético, buscaremos muebles de formas geométricas puras. 

Son mobiliario de gran calidad y de lineas ligeras y rectas, pero que carecerán de todo tipo de adornos superfluos.

Los colores mayoritariamente son sobrios y los tapizados (cuando los hay) deberán de prescindir de estampados. Los cojines si no se eliminan, deberán reducirse la mínimo y sin ningún tipo de adorno.

Los sofás son de respaldos planos y las sillas de lineas rectas. Las mesas, asimismo, serán de una gran sencillez (un cubo de madera puede ser una buena mesita auxiliar).





La ropa del hogar

En consonancia con el estilo, el uso de las telas también se restringe hasta lo rigurosamente necesario:
  • Se evita el uso de manteles. Raramente se utilizan, tapetes, paños o cualquier otro tipo de tela decorativa.
  • Las camas se mantienen lo más desnudas posible, se tiende a eliminar el cubrecamas. Los colores que se eligen deben de ser sencillos y sobrios.
  • En la mayoría de espacios minimalistas, las cortinas desaparecen y las ventanas quedan al descubierto. Si se opta por colocarlas, serán de lineas rectas y de colores claros, a ser posible blancas. También es una buena opción, las persianas venecianas.




Distribución del espacio

La esencia de un ambiente minimalista es la correcta distribución del espacio. Los muebles deberán generar grandes superficies libres, por lo que estarán lo más separados posible, para generar sensación de desahogo.
Se intentará crear formas equilibradas y geométricas, preferiblemente simétricas, que nos transmitan la armonía que pretende evocar el estilo.
Para romper la monotonía, se utilizaran pequeños toques de color, se jugará con la combinación de los diferentes materiales y se emplearan adornos y accesorios, siempre con moderación.

La iluminación

Los ambientes minimalistas, son generalmente espacios de grandes ventanales, ya que el uso de la luz natural es muy importante.
Para la iluminación artificial os aconsejo que elijáis una luz de ambiente indirecta, para no crear contrastes de sombras que entorpezcan la atmósfera uniforme que tratamos de respetar.
Se emplean principalmente lamparas de pie, apliques o hilos de luz. Todos ellos deberán seguir el estilo, así las pantallas y los pies serán de gran sencillez y los apliques se reducirán a la mínima expresión.





Monocromía al poder

Este estilo requiere de una gran monocromía, en suelos, techos y paredes. Como es de imaginar, el blanco es el color que se utilizará como prioritario en la decoración, ya que es el que mejor evoca la pureza y la relajación que pretende evocar este estilo.
El blanco contribuye a aumentar la amplitud y la sencillez típica del minimalismo.
El blanco no es un color que debamos subestimar, ya que nos puede obsequiar con una gran gama de subtonalidades.
Los colores como el gris, el beig y los pastel...(neutros y claros) también pueden ser una buena opción, siempre y cuando no creen estridencia.
Los puntos de interés visual se crean a partir de introducir color en los muebles o en las obras de arte (también admitidas en este estilo).

Decoración en las paredes

Para crear ambientes ligeros es necesario mantener las paredes limpias, sin recargarlas de cuadros ni elementos decorativos. La mejor opción en mi opinión es colocar un solo cuadro o tapiz grande en lugar de varios pequeños que estropearían las lineas rectas de la arquitectura. Siempre hay que tener en cuenta a la hora de la elección que los colores combinen con el resto de la decoración.




Privilegios

Los adornos como he remarcado todo el rato, deben de ser escasos, por lo que aquellos que elijamos deben de ser los privilegiados.
En este tipo de estilo, cualquier detalle adquiere un importancia extrema, con lo cuál cada uno de los elementos decorativos debe ser elegido con sumo cuidado y debe de ser situado en el lugar adecuado. Debido a la exigencia del minimalismo, deberían tratarse de piezas de gran calidad, a ser posible, obras de arte.
Las superficies de los muebles, deben quedar libres, si colocamos algún elemento, será de formas simples. Por ejemplo si colocamos un jarrón, será uno sencillo de cristal y con una única flor.





Espero que os hayan quedado claras las características principales que definen el estilo minimalista. 

Personalmente es un estilo que me encanta, pero me veo incapaz de crear un ambiente así en mi hogar. Soy amante de las muñecas de porcelana, de las hadas y de las figuritas de cristal y las tengo repartidas por toda mi casa, jajajaja. Así que...no sigáis mi ejemplo :P


5 comentarios:

  1. hola guapa!!!! pasate por mi blog cuando puedas :)))

    un besoteee enormee!!

    http://baulderaquel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Muy bien explicado!

    http://cursosdisenoydecoracion.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias!! Un honor que unos especialistas en decoración opinen eso de una de mis entradas. La verdad es que no actualizo muy a menudo porque cada actualización me cuesta entre redactarla e ilustrarla de tres a cinco horas, soy muy concienzuda con mi trabajo y me gusta que sepáis valorarlo. Un saludo enorme!! :))

      Eliminar
  3. Muchas gracias por tu apoyo en el blog, bonitas palabras, como las qe yo tengo por este blog lleno de ideas y buenos consejos.
    Sii te gustó te animo a que me sigas y estemos al dia la una de la otra, un beso y gracias!

    http://como-una-muneca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada me gustará más, ahora tengo una época un poco liada y no puedo mimar mucho a los blogs que me gustan, pero prometo pasarme de vez en cuando a verte :) Un besito hermosa, aprender es crecer...

      Eliminar